eCommerce
(Foto: Ishi)

¿Regatear en un mercado virtual? Eso es lo que pasa en Instagram, donde las preguntas de los potenciales compradores inundan la pantalla. Luego, los tratos son por escrito: para que no haya duda que la pieza que desean ya es suya.

(Foto: Instagram Ishi)

Te puede interesar: La moda se suma a la lucha contra el cambio climático

eCommerce en vivo

Así funciona la venta de productos a través de un live de Instagram, una suerte de mercado digital que se ha convertido en una forma de venta experimental, sobretodo para diseñadores que antes recibían a sus clientes en mercados y bazares, pero que cerraron durante la pandemia de Covid-19. En este formato la plataforma se vuelve el puesto, la pantalla es el aparador y un mensaje directo se convierte en pagaré.

“Replicamos idéntico el mercado”, cuenta Gina Barrios, diseñadora mexicana y creadora de la marca Ishi, quien experimenta actualmente con estas ventas en vivo.

“Yo prendo el live y me acerco a los productos, platico de donde vienen las piezas y así virtualmente, les explicó a los que están en el live y hay interacción. Es una especie de monólogo y te preguntan en los comentarios”, describe.

Unos cuantos mensajes después, se cierra el trato.

“Mi socia va escribiendo lo que dicen, para tener registro. Luego, les digo: mándenme por DM (mensaje directo) lo que quieren y ya queda. Así la cierras”, cuenta.

Barrios explica que aunque esta herramienta no es un formato activo o real de Instagram es una consecuencia natural de la creatividad que la pandemia trajo al gremio del diseño, y que –en su caso– se ha transformado en ventas de hasta 50,000 pesos en una sesión.

“En una hora de exposición vendí 50,000 pesos, tienes que trabajar después todo el día para mandar los links de pago, confirmar que lo quieren, si le agregan y demás, pero en ese rato puedes llegar a eso”, dice.

(Foto: Ishi)

Recomendamos: El negocio que recicla la piel de salmón para abastecer al mercado de lujo

Caravana America

La creadora de Ishi, y también organizadora de la feria de diseño Caravana Americana, dice que tal vez su caso es excepcional en ventas. Sin embargo, otros diseñadores con los que convive le cuentan que han logrado ventas entre 20,000 y 25,000 pesos en vivo.

“Me salió natural y me salió bien la estrategia. También hay que hacerlo divertido”, aconseja.

La venta de productos en vivo es una herramienta que algunas plataformas han comenzado ya explorar de modo formal.

Facebook recientemente anunció que ya puedes vender el acceso a tus eventos en vivo. Instagram ya coquetea con este formato, mientras que Rappi dio a conocer, hace unos meses, la posibilidad de poder adquirir en vivo los productos que se muestran en un evento en video, como en un concierto o conferencia en formato live.

Pese a que estos son los primeros ejemplos de estas aplicaciones en occidente, la tendencia ya genera miles de millones en China.

Cifras de e-Business Institute reportan que las ventas de livestreaming dejaron una derrama económica en China de 64,000 millones de dólares en 2019 y se espera que esta cifra llegue a 135,000 millones de dólares en ese país al cierre de 2020.

De acuerdo con este reporte, en China alrededor de 62 % de los internautas nacionales optan por este tipo de eCommerce.

(Foto: Ishi)

Te puede interesar: La pandemia acelera el final de la prensa en papel, pero dispara la digital

Audiencia cautiva

Si bien este formato le ha funcionado y ya encontró una audiencia que espera los lives de Ishi dos o tres veces al mes, para seguir adquiriendo sobretodo joyería, para la diseñadora el estar en este experimento digital no le ha mermado las ganas, ni la necesidad, de regresar a los espacios de venta física, aunque reconoce que esta pantalla le ha ayudado a crear comunidad.

“Como que hay mucho contacto personal con las redes y les gusta el live, les gusta comprarme ahí. Muestro cosas exclusivas y ha habido mucha venta internacional, pero para 2021 pensamos en algo que sí sea físico, eventos más pequeños. La gente sí está gastando y la gente necesita estos espacios físicos, solo entran menos personas pero sí están comprando”, cuenta.

Además de su labor con Ishi, Barrios está a cargo de la organización de la feria de diseño Caravana Americana, que también tendrá presencia 100 % digital este año; sin embargo, el reto de la logística y el acuerdo para que todo satisfaga tanto a diseñadores, como a compradores de tiendas, como a usuarios generales en línea es grande y será una experiencia retadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre