El intento de TikTok de escapar del jaque mate de Donald Trump