Los empresarios se preparan para avanzar, después de la pandemia (Foto: iStock)

Tras la contingencia por Covid-19, el siguiente paso será reactivar el país a través de las empresas y sus líderes. Ignacio de la Vega, decano de EGADE Business School y la Escuela de Negocios del Tec de Monterrey, aseguró que la pandemia mostró la necesidad de contar con mejores liderazgos que sepan aprovechar las oportunidades y la importancia de la digitalización.

Te explicamos 10 puntos:

Recomendamos: El duro golpe de la pandemia a las mipymes de México

Desarrollar el modelo de una empresa consciente

Las empresas deberán participar activamente en emprendimiento e innovación social. Deberán olvidarse del capitalismo que únicamente beneficiaba a los accionistas y enfocarse en estrategias de negocio que incorporen la producción sostenible.

Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), aseguró que las empresas deben preocuparse por la situación de sus empleados y tener una mejor relación con ellos. 

Construir sociedades y organizaciones resilientes

La crisis sanitaria dejó expuesta la vulnerabilidad de la mayoría de las empresas e instituciones. El documento urgió implementar mecanismos de pensamiento futuro y establecer lineamientos más justos y sustentables para todos.

Poner al ecosistema emprendedor como eje de recuperación

De acuerdo con el decálogo, la contingencia ha generado oportunidades que los emprendedores han sabido capturar, pero aún falta consolidar un ecosistema de emprendimiento e innovación y en el que las empresas y centros de investigación para la atracción de talento.

Al respecto, María Ariza, directora general de BIVA, asegura que hay que ver a futuro desde el lado de las empresas para que puedan poder sobrevivir a la crisis y tomarse en cuenta para la toma de decisiones.

Invertir en el desarrollo, educación y generación de oportunidades

La reactivación económica debe ir de la mano de la creación de oportunidades a través de inversión pública y privada no solo en las empresas, sino en la parte educativa.

De acuerdo con Salazar, hay una falta importante de oportunidades a la juventud y de proporcionarles mayor orientación para emprender y crear nuevas fuentes de empleo.

Un nuevo esquema de globalización y regionalización del comercio

Según la EGADE, la nueva realidad incorpora un freno a las cadenas de suministro globales, lo que configura un nuevo mapa de oportunidades que México debe aprovechar.La directora de BIVA resaltó la visión futurista de las empresas. Pidió analizar potenciales futuras crisis y fomentar visión y acceso a personas que las puedan aconsejar para tomar las mejores decisiones.

Aprovechar la transformación digital y la cuarta revolución industrial

La Covid-19 puso en manifiesto la urgencia de tener un programa nacional de adopción de tecnologías de venta y distribución para el comercio de proximidad, así como incorporar mejores herramientas de comercio electrónico y mecanismos de soporte.

Apalancar la recuperación económica en la sostenibilidad e innovación

El decálogo contempla que existe la oportunidad de redefinir qué tipo de empresas y sectores recibirán inversión y cómo se reactivará la economía a través de modelos incluyentes, sostenible y competitivo.

Impulsar el talento a través de un sistema educativo conectado

Para ello, se deben alinear las universidades y agentes de formación con la nueva economía y los nuevos contextos tecnológicos para potenciar su incidencia en el desarrollo y la competitividad del país.

Potenciar la gobernanza global y el multilateralismo

Este sistema debe trascender las necesidades y capacidades de una sola institución o grupo de interés, que se preocupe por el interés común e incorpore las capacidades de diversos grupos.

“Los empleados ahora requerirán mayor bienestar social y van a cuidar mucho más de su salud, de su familia y como empresarios y empresas debemos estar conscientes de que esta será una de las nuevas realidades”, indicó Ariza.

Forjar liderazgos colaborativos y transparentes

El liderazgo de las empresas debe estar basado en pensamiento estratégico y comunicación efectiva y que actúen conforme a las metas y con decisión para enfrentar los retos de un mundo desconocido que debe reinventarse y reconstruirse.

De acuerdo con Alberto Bello, director de Hard News de Grupo Expansión, asegura que una clave será el liderazgo que escuche y que esté abierto a la colaboración y al trabajo en equipo.

“Tenemos que aprender a ser más transparentes en nuestra relación. Es buscar nuevas fórmulas para las empresas mexicanas, nuevas formas de financiamiento con espíritu de nuevos liderazgos para tender puentes. Necesitamos empezar a pensar menos en líderes, sino que estamos todos juntos”, aseguró.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre