El duro golpe de la pandemia a las mipymes de México