La contaminación por los incendios que llegó hasta las Rocky Mountains