A girl runs over a social distancing marker. (Photo: Edgar Garrido / REUTERS)

Al principio de la pandemia, Daniel –quien trabaja para el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL)–, junto con sus compañeros, comenzó a guardar la sana distancia. Unos  días después, las oficinas administrativas y los museos quedaron vacíos.

En cuanto el semáforo de la pandemia cambió a rojo en México, Bellas Artes quedó sin su razón de ser: la gente que lo visita. Los demás museos también quedaron en silencio.

Ahora, regresaron a las actividades –de manera restringida– y se están adaptando a la nueva normalidad.

pandemia revive a los museos
Un empleado con una máscara protectora vigila la reapertura del Museo Infantil Papalote después de cerrar desde marzo, en medio del brote de la enfermedad del coronavirus. (Foto: Edgar Garrido / REUTERS)

Te puede interesar: El cine que lucha por mantenerse en la Montaña de Guerrero

El papel del museo

“No todos los museos (de la red INBAL) han abierto. Ahora, en las oficinas se hace desinfección diaria. Hay tapetes con cloro, se reparte alcohol para las manos, no hay servicio de paquetería”, cuenta Daniel sobre la nueva cotidianidad.

La pandemia de Covid-19 ha trastocado todas las áreas de convivencia y provocó un freno a la economía. Aunque también es una oportunidad para repensar el papel del museo. Sus grandes funciones, educativa y recreativa, fueron relegadas en el plan de reactivación.

Así lo consideran especialistas quienes hablaron en la serie de charlas que la Cátedra Inés Amor, parte de la Coordinación de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), convocó a través de sus redes sociales.

pandemia revive a los museos
Un guardia de seguridad privado muestra a una niña dónde limpiarse los zapatos, mientras el Museo Infantil Papalote reabre. (Foto: Edgar Garrido / REUTERS)

Recomendamos: El show debe continuar…desde casa

Para iniciar actividades en el marco de la nueva normalidad, de manera oficial no había un rubro especial para los museos. Así lo cuenta Dolores Beistegui, directora del Sistema Papalote.

“¿Educar? ¿Entretener? ¿Somos un espacio recreativo? Son dos ejes. Se habla de manera muy ligera de creación de público. La comunidad es un conjunto de usuarios. Una comunidad se conoce y reconoce y comparten un fin común”, señala Beistegui sobre su audiencia y el rol en la comunidad.

pandemia revive a los museos
Una niña juega en el Museo Infantil Papalote. (Foto: Edgar Garrido / REUTERS)

Al estar en confinamiento, muchas personas optaron por mantener su vida recreativa y cultural a través de los recursos digitales. En el Museo Urbano Interactivo (MUI) esta situación se abordó de inmediato.

“Cuando recibimos la noticia de que hay que cerrar el museo (…) teníamos en puerta en abril una exposición y el lanzamiento de nuestra nueva identidad. El gran reto que planteó Covid-19 es cómo podemos pensar un museo y estar hablando de que queremos llegar a todos nuestros públicos”, dice vía telefónica Victorino Morales, director del MUI del Tec de Monterrey.

Te contamos en imágenes: Los museos mexicanos y la nueva normalidad

Reinventarse o morir

Pese al reto, el MUI tomó el desafío de frente y se valió del apoyo de las redes sociales para mantener viva su vocación de contacto con la comunidad. “La estrategia que diseñamos fue el MUI online. Al inicio estuvo basado en sus redes sociales, como Instagram, Facebook, Twitter y más, para comunicación”, agrega Morales.

Durante el confinamiento, la conversación del MUI se mantuvo viva gracias a su presencia en redes sociales. En estos entornos de comunidades virtuales aumentaron sus comentarios y el número de ‘súper fans’ en Facebook. Al mismo tiempo, la nueva imagen del MUI quedó lista.

“Nos metimos a la vertiente de aceleración digital de nuestra institución, el Tec. Nosotros como institución cultural también estamos en este cauce”, señala Morales.

Para Beistegui, la crisis por el cierre de los espacios físicos del museo solo es otro paso a fortalecer el doble papel del museo en la sociedad.

“Las crisis, todas y mientras más duras más cierto lo que afirmo, nos obligan a morir o a vivir. Y si decidimos vivir necesitamos vivir de otra manera porque se rompen muchos moldes que ya no funcionaron. Es oportunidad de una reflexión rica y atrevida”, propone.

pandemia revive a los museos
Niños juegan mientras el Museo Infantil Papalote. (Foto: Edgar Garrido / REUTERS)

Lee más de nuestro contenido: Los bazares de segunda mano y su lucha contra el fast fashion

En tanto, para Americo Castilla, ex secretario de Patrimonio Cultural de Argentina, la pandemia es la oportunidad perfecta para sacar del ‘aislamiento’ social a los museos.

“Los museos han estado en aislamiento social casi desde su creación. Los ideales y objetivos de los museos han entrado en crisis hace mucho. (Ahora) hay toda una reformulación (…) hay un quiebre de un paradigma. Está en un mar de otras posibilidades”, señala.

Para los especialistas, el futuro de los museos debe ser una vocación híbrida que abre el acercamiento, quizás, a los mismos que siempre han tenido la posibilidad. Ojalá su alcance sea mucho mayor.