(Photo: iStock)

Al menos 20 años le ha tomado a Rosalinda Ballesteros colocar el estudio de la felicidad en la conversación del desarrollo humano. Y no es por falta de importancia, forma parte del florecimiento humano.

El estrés y la depresión son las principales causas de discapacidad, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aun así, hay quienes insisten en negar su potencial daño personal e impacto en la economía.

Por ello, Ballesteros, directora del Instituto de Ciencias de la Felicidad de Universidad Tecmilenio, se lo toma muy en serio. Este año, en la octava edición del foro Wellbeing 360, 15 especialistas de talla mundial y más de 150 expositores serán parte de una cumbre dedicada al bienestar integral.

Hablemos de la importancia de la felicidad

Este foro, antes conocido como Bienestar 360, tiene como objetivo que los asistentes virtuales tengan herramientas para mejorar su salud y mantener un estado emocional positivo.

“Este año decidimos tomar el reto de la contingencia como una oportunidad. Logramos rediseñar el evento para que sea en línea. A lo largo de una semana, del 26 al 30 de octubre, reuniremos a más de 150 expositores en temas de bienestar. Hemos pensado en la necesidad de las personas en este periodo de confinamiento”, dice Ballesteros vía telefónica.

La especialista en psicología aplicada por la Universidad de Pennsylvania destaca que el foro no solo es un espacio para el apoyo emocional. También, se revisará la salud física, estrategias de comunicación para relaciones interpersonales, tanto en el trabajo como en casa.

Las cinco líneas temáticas del evento son:

  • Organizaciones positivas
  • Bienestar en la educación
  • Propósito de vida
  • Familias positivas y
  • Ciudades que florecen

“Estos temas son los que nos ayudan a precisamente a contar con las herramientas que necesitamos en este mundo cambiante de tantos retos”, dice Ballesteros.

Te puede interesar: ¿Te cuesta expresar tu felicidad o la tristeza? Tal vez tienes alexitimia

Sin felicidad no hay florecimiento humano

Una de las áreas en las que trabaja el Tec de Monterrey como objetivos a institucionales al año 2030 es lograr el florecimiento humano. En ese sentido, el trabajo de Tecmilenio, a través del Instituto de Ciencias de la Felicidad, es fomentar el bienestar integral.

“Cuando hablamos de florecimiento humano el tema del bienestar está incluido. Hay personas y líderes empresariales que creen en esto. (…) Pero aun si no lo creyeras hay resultados de negocio que se pueden demostrar a partir de las intervenciones que se hacen”, dice Ballesteros sobre el cuidado de las personas en las organizaciones.

Por ejemplo, la OMS señala que “la depresión es la principal causa mundial de discapacidad. Y contribuye de forma muy importante a la carga mundial general de morbilidad”. Ayudar a las personas a tener un bienestar integral impacta en la industria y las sociedades.

Esta relación no ha escapado al análisis de los sistemas de salud y en México ya es responsabilidad de las empresas cuidar a los empleados. La Norma Oficial Mexicana-035-STPS-2018 tiene por objetivo identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial en los centros de trabajo.

Círculo de bienestar

Si se cuida al empleado, también se cuida al ciudadano. La labor de Ballesteros al frente del Instituto de Ciencias de la Felicidad ha sido larga pero está dando frutos. Ya existe una norma para cuidar la salud psicosocial del empleado. Las empresas empiezan a incorporar los cuidados a fin de mejorar la productividad.

“Cada vez más en México los líderes de las organizaciones se preocupan por la salud y el bienestar. Esto es importantísimo para el desempeño laboral”, señala Gizehlle García, coach certificada en corporate wellness.

El trabajo de García es precisamente sensibilizar a los empresarios de los beneficios que brinda cuidar a los empleados. En México aún hace falta que el bienestar integral se incluya en todos los ámbitos de desarrollo.

“Cuando empezamos el foro hace ocho años, el tema de bienestar se veía como algo raro. Lo que hicimos fue crear el Instituto de Ciencias de la Felicidad para darle la seriedad necesaria al tema”, cuenta Ballesteros.

Su labor, adelantada a la legislación, ya no puede pasar desapercibida. Con la NOM-035, las empresas pueden ser multadas si descuidan la salud psicosocial de sus empleados.

“Que universidades como Yale den la materia de felicidad y que el 25 % de la población de la universidad se inscribió, nos válida que vamos por el camino correcto”, destaca la docente.

2 COMENTARIOS

Responder a Maria de Lourdes Elias Plaza Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Ingrese su nombre