Ron Garan, el ex astronauta que sueña con un mundo de colaboración