Los vehículos de Waymo ya circulan en las calles de California sin conductor. (Foto: iStock)

Cada vez estamos más cerca de los autos que se manejan solos. El transporte en las ciudades del futuro se aproxima gracias a compañías que apuestan por vehículos autónomos y a urbes que ya prueban este tipo de movilidad.

En Estocolmo, por ejemplo, las pruebas con vehículos autónomos comenzaron en 2018. Mientras que en Silicon Valley, California, hoy es frecuente ver autos de este tipo, entre ellos, los de la compañía Waymo, de Google, que anunció la construcción de la primera planta en el mundo que se dedicará a la fabricación masiva de coches autónomos.

¿En qué consiste la movilidad en las ciudades del futuro?

El doctor Raúl Rojas González, premio Nacional de Ciencias en 2015, asegura que hay cuatro tendencias en el campo de la movilidad del futuro y que algunas ciudades tienen un desarrollo dispar entre ellas.

Estos cuatro rubros son: la conectividad de los autos y el intercambio de datos entre sí, la implementación de esquemas de movilidad que permitan a los ciudadanos desplazarse fácilmente sin tener que poseer un vehículo, la electrificación del transporte público y el uso de transporte autónomo.

“Hay dos grandes motivaciones para apostar por este tipo de transporte. Por un lado es evitar la mayor cantidad posible de muertes causadas por accidentes de auto y también lograr que en un vehículo particular viajen entre cuatro o cinco personas, y no vehículos circulando con 1.3 pasajeros”, indica Rojas.

La radiografía mexicana

Datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indican en México hay 200 vehículos por cada 1,000 habitantes y, de seguir con esta tendencia, se alcanzarían los 500 autos por cada millar.

Tan solo en la Ciudad de México, el padrón de coches particulares aumenta en promedio 200,000 vehículos al año. Esto quiere decir que para el 2030 podría haber 9.5 millones de vehículos. En esta ecuación, la venta de los coches eléctricos e híbridos en el país aún es muy baja si se compara con el padrón. 

En los últimos cuatro años se han comercializado 61,646 vehículos “verdes” en México, siendo las unidades híbridas las de mayor demanda, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). En 2019 se comercializaron 23,884 coches híbridos, un incremento de 218 % en comparación con los colocados en 2016, cuando únicamente se vendieron 490 unidades.

Sin embargo, la venta de coches eléctricos es aún más baja debido a su alto costo frente a los autos convencionales y a la falta de infraestructura en el país. En 2019 únicamente se vendieron 305 unidades, un incremento de 20 % comparado con las ventas de 2016, cuando se comercializaron 254 unidades.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) estima que México aún está en una etapa de transición hacia la movilidad eléctrica y tardará unos años para que la flota sea completamente de este tipo.

¿Cómo alcanzar la movilidad inteligente?

Para el doctor Rojas González es cuestión de inversión, tanto por parte del gobierno como de las empresas. 

“El gobierno y las empresas podrían poner cargadores para estos coches en los postes de luz junto con un método de pago. Además, aunque la más cercana a la autonomía es Waymo, el resto de las compañías automotrices han acortado distancia y la mayor parte de ellas ya tiene su división de coches autónomos. Ahora, el problema no es tener prototipos, sino poder certificarlos como coches seguros y que tengan aceptación social, la cual vendrá acompañada de mejores condiciones en la legislación y en lo que ofrezcan los seguros”, asegura Rojas. 

 

¿Por qué la autonomía es la nueva mina de oro de las automotrices?

El futuro representa una oportunidad, aunque el experto asegura esta movilidad también trae un problema importante: el uso de baterías de litio y su reciclaje, por lo que las compañías automotrices y tecnológicas deberán migrar a otras alternativas cuyos materiales sean reciclables y no afecten al medio ambiente, pues perderían su propósito.

La apuesta desde el Tec

Profesores y alumnos del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México crearon en 2009 el Laboratorio de CIMB (Computing intelligence, mechatronics and biodesign). Con él quieren generar proyectos para mejorar la calidad de vida de la sociedad. 

En el laboratorio, el ingeniero y profesor Luis Curiel Ramírez asesora la plataforma para vehículos inteligentes, desarrollada por Edgar Cortés Gallardo, cuyo proyecto busca desarrollar la tecnología de soporte para vehículos eléctricos todo terreno.

José Luis Vázquez, el Exatec que trabaja por hacer realidad los vehículos autónomos

Esta tecnología busca la aplicación de algoritmos inteligentes y la fusión de sensores que generen sistemas de seguridad para la asistencia a la conducción, como mantenerse dentro de un carril en caso de la distracción de un piloto, frenado de emergencia, corrección de rumbo e identificación de peatones, coches y otros objetos mediante el uso de inteligencia artificial.

Entre las innovaciones utilizadas estarán el uso de cámaras, transacción de datos con diversas plataformas y el uso de LIDAR, sensores desarrollados por Waymo.

De acuerdo con la división de Google, esta tecnología consta de un sensor láser ubicados en los techos de los vehículos autónomos, así como en los lados y rejillas, desde donde se envían miles de puntos láser para obtener imágenes del entorno, lo que beneficia la autonomía del coche.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre