Tinnitus e hiperacusia: ruidos fantasmas y susurros que se transforman en gritos