Susana Lizano
(Photo: AMC / Art: Tec Review)

La presidenta de la Academia Mexicana de Ciencias explica, en entrevista para Tec Review, que no se debe permitir que las estudiantes de las carreras STEM se desalienten.

Susana Lizano, presidenta de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) creció con una familia conservadora. Sus padres no la criticaron, ni se preocuparon cuando decidió estudiar matemáticas…pensaban que, en cuanto se casara, ella dejaría de trabajar.

Pero la investigadora decidió buscar más lejos, en las estrellas. Buena parte de su trabajo se ha centrado en una pregunta que la fascina: ¿Cómo se forman las estrellas?

Necesitamos más mujeres

En julio de este año, la científica tomó el mando al frente de la AMC. Desde su puesto, en entrevista para Tec Review, considera que el poco interés de las y los jóvenes por estudiar carreras de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) es por la forma en la que se enseñan estas materias en los niveles básicos.

“Necesitamos alentar a los jóvenes en general, pero a las mujeres necesitamos impulsarlas a estudiar carreras STEM. También tratar que no se desalienten y dejen la carrera, porque la sociedad les exige un rol que no es nada más el de profesionista y eso influye a dejar de seguir sus sueños y estudios”, agrega.

La astrónoma hala también sobre los retos que ahora tienen los estudiantes de todos los niveles al estar tomando clases vía remota. Asegura que el país no estaba preparado para realizarlas y está aprendiendo sobre la marcha.

“Yo creo que para ellos es muy difícil. Exigirles una atención a una pantalla que para ellos es muy estática, porque han vivido en los videojuegos, con la televisión y ahora, de repente, hay un profesor tratando de explicarles algo. No siento que se les pueda pedir a ellos una atención de robot”.

¿Qué son los juguetes STEM? Te explicamos cómo pueden romper la brecha de género

¿Cómo se forman las estrellas del universo?

El trabajo Susana Lizano Soberón se ha desarrollado en torno a esta pregunta. Desde niña ella tenía el gusto por las matemáticas y después decidió estudiar Física en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde compartía el aula con cuatro mujeres y el resto eran hombres.

Para ella, especializarse en temas de astronomía, como la formación de estrellas, es un acto de humildad.

“Yo creo que estudiar astronomía te da una visión de tu papel en el cosmos. Somos muy pequeñitos, una raza frágil y estamos en un planeta que no va a aguantar”, explica.

La titular de la AMC asegura que ella llegó a su tema de estudio sobre las estrellas de manera fortuita, porque tuvo un maestro que le dio una clase sobre el material que hay entre las estrellas y cómo éste sufre fenómenos al explotar o cuando nace una estrella.

“Lo que él mostraba es lo que se llama dinámica de gases. Este campo usa las matemáticas para entender cómo se mueve el gas, se comprime y todo lo que pasa en un fenómeno de este tipo. Eso me encantaba y el aplicar las matemáticas me apasionó”, cuenta.

Te puede interesar: Ciencia y tecnología ‘ganan’ más recursos

La investigación sobre el espacio

A ella –cuenta– le fascina el tema de mandar robots a Marte, conocer fotografías de cómo es el paisaje y toda la información que se obtiene acerca del sistema solar, debido a que recientemente comenzó a estudiar el origen de los sistemas planetarios.

“Yo creo que cada vez tenemos más información y me emociona lo que pasa en las lunas de Júpiter o en Plutón. También que Estados Unidos tenga el plan de mandar una nave tripulada –en un plazo muy corto– a Marte me parece muy emocionante y atestigua la capacidad del ser humano”, agregó.

Dice que el empresario Elon Musk le parece un personaje interesante al igual que la forma en la que su empresa, SpaceX, ha trabajado con la NASA para llevar a cabo estas misiones y apostar por hacer turismo espacial en el futuro.

Una oportunidad, a pesar de la Covid-19

La científica dijo que tomar posesión del cargo como presidenta de la AMC en medio de la pandemia es un reto, pero también una oportunidad para actualizar y adaptar las actividades que realiza la institución como los talleres de robótica para niños y el programa Domingos en la ciencia, que han tenido que desarrollarse de forma virtual.

“Habrá una crisis económica muy fuerte y la Academia requiere de recursos para los programas que realiza y ese es el gran reto. Ojalá no haya más recortes de presupuesto para la Ciencia y Tecnología porque el país tiene una comunidad científica muy buena y con reconocimiento a nivel internacional y con esta pandemia queda claro cuál es su papel y lo necesario que es resolver problemas como la Covid-19. Invertir en la ciencia es una apuesta a largo plazo”, indica.

¿Te interesan nuestros contenidos? Puedes suscribirte gratis a nuestro newsletter

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre