Gobierno mexicano asegura que tiene otras opciones, como la vacuna rusa o china