El calentamiento global, producido por emisiones de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono (CO2), está acabando con los hielos árticos. El daño es más evidente en Groenlandia, donde el deshielo del verano ya no puede recuperarse en invierno.

Científicos de Estados Unidos y Países Bajos han monitoreado la capa de hielo de Groenlandia por más de 30 años. De acuerdo con su investigación, publicada recientemente en la revista Nature, el deshielo en ese territorio danés provoca el aumento en el nivel del mar.

Con estudios de 234 glaciares en la zona, los científicos midieron el espesor del hielo, su desprendimiento y masa para calcular los cambios en el deshielo.

 

2019, el segundo más cálido desde que se tiene registro

¿Qué implica el deshielo de Groenlandia?

El deshielo de las zonas que conservan aún glaciares, como Groenlandia, contribuyen a que se eleve el nivel del mar. Pero ese puede ser el menor de los problemas.

“Hay varios cambios. Uno es el cambio en el paisaje que se da en cada lugar y la función que tenían esas masas de hielo como ecosistema. También, hay una afectación a las corrientes que están recibiendo ahora cantidades más grandes de agua fría”, explica Erika Almirudis Echeverría, geóloga y profesora en el área de ciencias de Prepa Tec Campus Cuernavaca.

El agua fría que proviene del deshielo de glaciares provoca un aumento en la velocidad de las corrientes oceánicas. “Las corrientes oceánicas, en gran medida, modelan cómo se va a comportar el clima en esas regiones”, agrega Almirudis.

Las ciudades costeras como Veracruz, Campeche, Progreso, Cancún y otras serán las primeras que perciban los cambios. Pero con el paso del tiempo, el clima en general se verá alterado.

“El impacto del deshielo en Groenlandia sienta un precedente para la humanidad. Con el deshielo comienzan a hacerse piscinas de agua y existe mayor absorción de energía, de calor. Al perder esta capa de hielo es como si fuéramos a la playa y nos ponemos una playera negra. Absorbemos más el calor”, dice Aurea Moreno Guzmán, profesora del área de Tecnología Sustentable Civil del Tec de Monterrey Campus Puebla.

¿Cómo podemos ayudar a mitigar el cambio climático?

Entre las acciones individuales y colectivas podemos tratar de mitigar el impacto de estos cambios. Las especialistas señalan que sí hay oportunidad de aportar para evitar el calentamiento acelerado del planeta y el deshielo.

Los 4 animales que requieren especial atención, según el gobierno mexicano

“Las acciones individuales que uno puede hacer para disminuir su huella ecológica, todas suman. Vamos contagiando lo aprendiendo para para disminuir nuestras emisiones de CO2 y eventualmente llegar a instancias políticas o empresas”, confía Almirudis.

Algunas recomendaciones que Moreno retoma de los organismos internacionales son:

  • Reducir las emisiones de CO2 urgentemente.
  • Mayor compromiso en los sectores industrial, transporte y construcción.
  • Disminuir el consumo de metales, ya que la minería genera gases de efecto invernadero.
  • Optar por soluciones de transporte eléctrico y solar.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que las emisiones de gases de efecto invernadero caerán alrededor de 6 % en 2020 debido a las restricciones de movimiento por la pandemia de la Covid-19.

Pero el cambio climático no se va a detener. “Una vez que la economía mundial comience a recuperarse de la pandemia, se espera que las emisiones vuelvan a niveles mayores”, señala el organismo.

Sin embargo, también hay medidas de adaptación. “Está la regeneración de los suelos para empezar a captar el CO2 y fijarlo en el suelo. También, sembrar manglares en la costa para que absorban en CO2 y los huracanes ya no se coman la playa”, agrega Moreno.

La académica pide tomar en cuenta la reforestación en las ciudades y su rediseño. Esto, tomando en cuenta que el calor va a aumentar. Pero con un diseño sustentable no se necesita de energía eléctrica para mantener una temperatura agradable.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre