iStock

El sol es el centro de nuestro sistema planetario. Así como nos beneficia y mantiene sanos, también puede causarnos daño si nos sobreexponemos a él. Con la tecnología pasa lo mismo, una tormenta solar puede afectar las telecomunicaciones. Si es una tormenta muy grande, puede perjudicar la comunicación por internet y hasta los servicios eléctricos.

Pero en este momento no hay que preocuparnos. Aunque algunos medios difundieron que una tormenta solar afectaría las telecomunicaciones este viernes, la actividad del sol está en un punto bajo.

“La actividad solar es moderada actualmente. Esperamos ver un incremento de su actividad hacia 2024”, explica Juan Américo González Esparza, jefe del Servicio de Clima Espacial Mexicano (SCiEsMEX). El investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México monitorea todos los días la actividad del sol.

Una tormenta solar ¿nos dejará sin telecomunicaciones?
¿Nos debemos alarmar porla próxima tormenta solar? (Foto: iStock)

Desde Morelia, Michoacán, González y su equipo estudian el comportamiento del astro. “Las manchas solares se presentan cuando hay mayor actividad. En este momento estamos pasando del ciclo 24 al 25, por lo que está más tranquilo”, asegura.

Un sol que dará muchos problemas

El comportamiento del sol es cíclico, cada ciclo dura aproximadamente 11 años y se caracterizan por la aparición de manchas solares, señala González. “Cuando llegue el próximo ciclo y se presenten las manchas solares puede provocar tormentas muy intensas”, agrega. Estos momentos de mayor actividad afectan las telecomunicaciones.

Algunos ingenieros de telecomunicaciones consultados por Tec Review no han detectado interrupciones serias a los servicios en México en los últimos 30 años. La mayor afectación a los servicios de comunicaciones por una tormenta solar ocurrió cuando en México solo había servicio de telégrafo. Pero volverá a ocurrir, estima el investigador.

Te puede interesar: ¿Creíste que existía un universo paralelo? Astrofísicos mexicanos desmienten esa noticia falsa

“Las tormentas solares han afectado más a países nórdicos. Incluso en Québec, Canadá, una estación eléctrica fue paralizada por el aumento en la actividad solar. Dejó a esta zona sin energía eléctrica”, dice González sobre el apagón de 1989 en esa provincia canadiense.

Así que no es posible predecir cuándo ocurrirá una “tormenta solar perfecta” pero ocurrirá, señala el investigador. Las consecuencias serían la caída de las telecomunicaciones y sistemas de energía globales. Significaría que no podrías usar internet ni tener luz eléctrica en tu casa. No podrías realizar llamadas y se presentarían fallas en diversos sistemas tecnológicos.

Bellos fenómenos

Las auroras boreales y australes son consecuencia de la interacción de las partículas solares con la atmósfera terrestre. Una actividad más intensa del sol provocará que las auroras puedan ser vistas en puntos de la Tierra más cercanos al Ecuador. Como ya ocurrió.

Las tormentas solares han afectado a las comunicaciones satelitales. Pero mucho antes, en 1859, una súper tormenta solar provocó una aurora boreal visible en la Ciudad de México. Tal como los sismos, que no se pueden predecir, las tormentas solares ocurren de manera inesperada.

Una tormenta solar ¿nos dejará sin telecomunicaciones?
Así luce una aurora boreal…desde el espacio (Foto: iStock)

Pero el monitoreo que realiza el Laboratorio Nacional de Clima Espacial ayuda a tener reportes, avisos y cálculos para ayudar a mantener la seguridad nacional. “Trabajamos en conjunto con el Centro Nacional de Prevención de Desastres para mantener una comunicación constante y alertar sobre las posibles afectaciones”, dice González.

El especialista en clima espacial no descarta que ocurra otra súper tormenta solar que esta vez, por la dependencia tecnológica, tenga afectaciones mayores en nuestra forma vida, las telecomunicaciones y los servicios críticos. Aunque por el momento el sol se encuentre relativamente tranquilo.

Sin embargo, el progreso en tecnología también puede ser un respiro en caso de afectaciones.

“Si hubiera un evento como ese (súper tormenta solar), puede haber interrupciones o afectaciones temporales en la calidad de los servicios. Pero tan pronto termine el evento los servicios se restablecerían a su estado normal de operación. Las redes modernas sí podrían estar configuradas para restablecerse después de ser interrumpidas por esos fenómenos”, opina Ante Salcedo González, doctor en Ciencias, en Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).