El coronavirus es infeccioso en el aire, según científicos de la Universidad de Nebraska