La inmunidad contra la Covid-19 podría desaparecer en unos meses