¿Te cuesta expresar tu felicidad o la tristeza? Tal vez tienes alexitimia