Científicos resuelven el misterio del fósil encontrado en la Antártida