Felipe Muñoz González: “El ideal nunca ha sido no contagiarse, sino hacerlo con una carga viral mínima”