Costa Rica recurre a la innovación local para enfrentar a la Covid-19