El largo camino para estudiar las enfermedades del cerebro