Anticuerpos de alpaca podrían bloquear al nuevo coronavirus