El cometa Atlas se rompe, y el telescopio espacial Hubble capta imágenes