Rediseñar la “vía mexicana” y aprovechar las oportunidades post COVID-19