En la atención médica por el COVID-19, ¡el problema puedes ser tú!