Investigador propone alternar días de trabajo y confinamiento para reactivar la economía