Tokio 2020, ¿Frenado por el coronavirus?