El genoma del calamar gigante es casi tan grande como el humano