El ave que inspiró el logo de Twitter vive en México