Científicos descubren en la Tierra un material más antiguo que el Sol