Las apuestas tecnológicas para proteger los datos de usuarios