El intercambio navideño podría perjudicar el ambiente laboral