Roberto Íñiguez Flores: La importancia del arte en la nueva revolución tecnológica