Pixel 4 y la tecnología ambiental, las nuevas apuestas de Google