Atención gamers: esta startup quiere convertir amateurs en profesionales