Nieve artificial, una opción para ‘refrescar’ los juegos de Tokio 2020