La maniobra de la ESA que evitó una colisión entre satélites