El vino tinto enriquece la flora intestinal: estudio