La humanidad vive ‘a crédito’ desde el lunes 29 de julio