Conekta, la scale-up que hace fluir el dinero de las empresas