Por qué Neil Armstrong fue la primera persona en pisar la Luna