La serie Chernobyl terminó pero el daño de la catástrofe real continua