Las cucarachas están evolucionando para volverse ‘inmortales’