Cambio tecnológico, una amenaza para la permanencia del CEO