Al año, puedes ingerir hasta 121,000 partículas de microplásticos