Estudiantes mexicanos usan desechos del café para crear bioplástico