Por qué no usar las estaciones de carga USB de los aeropuertos