Greta Thunberg, la niña que anticipa apocalipsis climático