México, cuarto lugar en el ranking de aire más contaminado del mundo