El protector solar se introduce en el flujo sanguíneo, asegura estudio